Noticias‎ > ‎

Willie Walsh-IAG-: "¿Quién me va a impedir echar a 4.500 trabajadores?"


No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
link
En una entrevista en "The Telegraph"
Willie Walsh-IAG-: "¿Quién me va a impedir echar a 4.500 trabajadores?"

El "socio" de los comisionistas españoles en la operación de desmantelamiento de IberiaW.Walsh, pronunciaba esas desafiantes palabras en una entrevista concedida al diario británico "The Telegraph", mezcla de los más altos estándares de lo irrespetuoso hacia los trabajadores afectados, y del desafío al Ministerio de Fomento y a España.En ella hace alusión a su propia madre, a la que no le pide permiso para hacer nada declara. Y chantajea, al más puro estilo pirata, a sindicatos y políticos españoles si hacen los movimientos necesarios para evitar el desmantelamiento de la compañía.

En un momento de esta entrevista, Walsh dice:

""Who’s going to stop me doing it?" Mr Walsh said. "It’s a long time since I had to ask permission of my mother to do anything, These cuts are down to determination of management."

En español: "¿Quién me va a impedir hacerlo?, hace mucho tiempo que no tengo que pedir permiso a mi madre para hacer lo que quiero. Estos recortes se harán por decisión de la dirección".

Hay más:

Mr Walsh (...) warned unions and politicians in Spain that they could not stop him from making the cuts, if they wanted Iberia to continue flying"

"Mr. Walsh advierte a sindicatos y políticos españoles de que no podrán pararle en su decisión de hacer recortes si quieren que Iberia siga volando"

La entrevista puede leerse aquí:

 http://tinyurl.com/c749x67

Esta es la actitud chulesca del Consejero Delegado de IAG, que menosprecia al Gobierno de nuestra nación y, de rebote, a nuestro país. El Gobierno está intentando suavizar el recorte, e incluso parece que se plantea deshacer la fusión, pero Walsh sale con un chulesco " a mí no me dice lo que tengo que hacer ni mi madre", y un desafiante "¿Quién me lo va a impedir?".

Juzguen Vds. mismos la clase de persona que hoy dirige los destinos de Iberia, juzguen cuál es su talante, y juzguen la prepotencia de quien habiéndose subido recientemente el sueldo un 56% (junto con los directivos de Iberia) pretende poner en la calle a 4.500 familias, destruír una empresa que es estratégica para España y su recuperación, y llevarse  todo el beneficio que pueda generar la T4, una terminal que nos costó a los españoles 7.000 millones de euros.

A la espera de que el Gobierno recoja el guante, mostrando cierta valentía, y a la espera de que el pueblo español sienta la justa indignación que ha de provocar el hecho de que este señor se haya quitado por fin la careta.

Este es el compañero de Antonio Vázquez, Presidente de Iberia, y Rafael Sánchez Lozano, Consejero Delegado de Iberia, en todo este entramado.