Noticias‎ > ‎

Vueling y evitar otro ‘caso Iberia’

Si te ha gustado compártelo:

Link

Vueling y evitar otro ‘caso Iberia’

9 marzo, 2013 || Por Álvaro Alcocer.

    Momentánea victoria del Gobierno sobre IAG en la pretensión de que Iberia no quede marginada en la OPA sobre Vueling. Momentánea porque las gestiones del Ejecutivo para que otro consejo, el de IAG, frenase la versión más dura del ajuste en Iberia, ya acabó sin frutos, después de numerosas llamadas a los consejeros españoles del holding.

    El motivo oficial esgrimido por el consejo de Vueling para rechazar al OPA es el del precio –en ningún otro medio más que en preferente.com se ha puesto tanto énfasis en lo pobre de la oferta–, pero en el trasfondo subyacen otras dos cuestiones: que España mantenga el control de aerolíneas punteras y la probable injerencia de IAG en la efectiva estrategia de la low cost barcelonesa.

    La operación propuesta por IAG, de hecho, y según Expansión, solo garantiza a Vueling plantilla y modelo de negocio por 12 meses, lo que tras la experiencia con Iberia no deja muchas dudas sobre la instrumentalización de Vueling como una vía fértil para contribuir al crecimiento de British y para aminorar con su suculento Ebitda el déficit del plan de pensiones de la susodicha compañía británica.

    El acceso al consejo de administración de Vueling es para el Gobierno mucho más fácil que al de Iberia, gracias a Josep Piqué, y es por ello que no haya sorprendido el rechazo de la low cost a la oferta de IAG, una vez que sus acciones cotizan ahora un 12 por ciento por encima sobre el precio propuesto, y que el Ejecutivo transmitió su malestar al holding que dirige Willie Walsh por haber marginado a Iberia en el intento de absorción.

    IAG se había regodeado de contar con el apoyo de Almunia a la hora de repeler a un mediador en Iberia, desactivando las tentativas del Gobierno para imponer su parecer en el conflicto de la compañía madrileña, pero el Ejecutivo ha sabido jugar sus cartas y maniobrar para que desde Londres se aprecie que es mejor ir por las buenas, y si no, que en cualquier caso se sepa que no se va a repetir la compra de una compañía española con el fin de socorrer a una británica.