Noticias‎ > ‎

Trabajadores y directivos de Iberia lanzan una propuesta para recuperar un diálogo roto

Si te ha gustado compártelo:

Link

Trabajadores y directivos de Iberia lanzan una propuesta para recuperar un diálogo roto

  • La radicalización del conflicto desemboca en la segunda tanda de huelgas, que provoca la suspensión de 1.281 vuelos
  • Los sindicatos denuncian que IAG maquilla su resultado para dar pérdidas en 2012
Antonio Ruiz del Árbol. 03/03/2013

Miles de empleados de Iberia se manifiestan en Barajas en el quinto día de paros


    “Todos los puentes entre la dirección de Iberia y la dirección de los sindicatos están rotos. No hay el menor punto de interlocución y eso hace imposible cualquier diálogo”. Esta es la radiografía del conflicto en la primera aerolínea española en la que han coincidido un alto directivo y un sindicalista de la empresa consultados por eldiario.es ante la segunda tanda de cinco días de huelga que comienza el lunes y finaliza el próximo viernes, con un total de 1.281 vuelos y 40.000 viajeros afectados. En esta ocasión, también secundan los paros los 1.500 pilotos de la empresa, quienes durante los cinco días de huelga de febrero se mantuvieron al margen.

    Esta es la primera vez en dos décadas que los sindicatos UGT y CCOO se enfrentan de manera directa a la dirección de la compañía, explican, y se suman a las tradicionalmente “pésimas” relaciones que también desde antiguo mantienen el sindicato de pilotos, Sepla, y los de tripulantes de cabina de pasajeros, CTA, Stavla y Sitcpla.

A favor de la mediación

    Las dos personas contactadas por eldiario.es forman parte de un grupo de trabajadores que ha hecho circular por la compañía un escrito en el que reclaman “la retirada de la inaplicación de los convenios colectivos” presentada por la empresa, “la desconvocatoria de la huelga”, al objeto de que “los sindicatos, IAG, la dirección de Iberia y el mediador se reúnan hasta alcanzar un acuerdo”.

    La propuesta sobre la que se negociaría plantea la congelación salarial y de deslizamientos hasta 2015. Reducción de la masa salarial del 5% en tierra, del 18% para los TCP y del 25% a los pilotos. Reducción del 18% de la plantilla en tierra, y en vuelo a los mayores de 58 años. El ajuste de personal se hará con el ERE de 2001. Iberia Exprés será un producto de IAG. Se renovará la flota de conexión entre Europa y América. Todas las compañías de IAG utilizarán el handling, mantenimiento y servicios centrales de Iberia.

Los convenios

    La radicalización del conflicto se ha visto acentuada por la decisión de la dirección de Iberia de comunicar su intención de “no aplicar” los convenios colectivos firmados con los distintos grupos profesionales de la empresa, pilotos, TCP, y trabajadores de tierra. Esta radicalización de las posturas “dificulta el trabajo de mediación” de Gregorio Tudela, según las fuentes citadas, y hace temer que la semana será “muy agitada” en los aeropuertos.

    Fuentes de Iberia han justificado la propuesta de descuelgue de los convenios ya que “tratamos de negociar una serie de medidas, como reducciones y congelaciones salariales o incrementos de productividad o flexibilidad, a fin de aminorar el número de despidos”. El procedimiento de inaplicación de los convenios prevé dos semanas de negociaciones. Si no fuera posible ese acuerdo, la legislación establece que un árbitro, previa consulta a todas las partes, dictaría un laudo de obligado cumplimiento.

Cuentas de IAG

    Pese a la propuesta de negociación del grupo citado de trabajadores, el ambiente es de enfrentamiento entre la dirección y la plantilla. El sindicato de pilotos ha realizado un análisis de los resultados presentados la pasada semana por IAG y ha detectado numerosas “anomalías”. La primera es que “las cuentas no están auditadas” y la persona encargada de firmarlas, el consejero John Snow, “no estaba” y, en su lugar, “ha firmado en su lugar Antonio Vázquez”, presidente de Iberia y de IAG. Al Sepla también le llama la atención “que el resultado operativo ha pasado de un beneficio de 583 millones (en el primer semestre) y de 273 millones de hace tres meses (hasta septiembre), a anunciar ahora unas pérdidas (al final del ejercicio) de 23 millones”.

    La reestructuración de Iberia con un coste de 270 millones “se incorpora a las cifras de 2012. El deterioro del inmovilizado de Iberia es de 343 millones. Los costes por 87 millones de integración de BMI están contabilizados en IAG, cuando se ha beneficiado solo British Airways”. “Existe una partida de pérdidas de ajuste de fondos de pensiones por valor de 266 millones” con lo que “están pesando las pensiones de BA en las cuentas de IAG". El sindicato de pilotos concluye que estas cuentas “demuestran que Iberia está siendo desmantelada”.

Willie Walsh

    El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha hecho una lectura bien distinta de las cuentas presentas por IAG. Afirma que los resultados del ejercicio 2012 ponen de manifiesto que Iberia debe "adaptarse para sobrevivir" si quiere competir con otras aerolíneas en todos sus mercados estratégicos, mientras que British Airways (BA) ya está "viendo el fruto del cambio estructural permanente". "Nuestras aerolíneas continúan presentando resultados dispares. British Airways obtuvo un beneficio de las operaciones de 347 millones de euros, incluyendo las pérdidas de BMI, mientras que Iberia registró una pérdida de las operaciones de 351 millones de euros", destacó.

    Walsh, que se refirió al importante programa de transformación iniciado en la aerolínea española, lamentó que a pesar de los tres meses de negociaciones que Iberia mantuvo con los sindicatos no se alcanzara ningún acuerdo sobre el plan de reestructuración inicial, que implicaba reducir 4.500 empleos, el 23% de la plantilla.