Noticias‎ > ‎

Los empleados de Iberia vuelven a tomar la T4 el último día de huelga de este mes


Si te ha gustado compártelo:

Link

Los empleados de Iberia vuelven a tomar la T4 el último día de huelga de este mes
  • Miles de trabajadores de la aerolínea abarrotan la terminal contra el ERE. Los sindicatos confían en que el mediador facilite el acuerdo, aunque lanzan una amenaza: "si quieren más ruido, lo tendrán"
JAIRO VARGAS. 22/02/2013

os trabajadores de Iberia se concentraron en la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas hoy, jornada en la que concluye el primer ciclo de cinco jornadas de paro seguidas de un total de quince convocadas por los sindicatos de la aerolínea en contra del plan de ajuste
    La terminal 4 del aeropuerto de Barajas ha vuelto a convertirse hoy en una olla a presión durante la quinta y última jornada de huelga por parte de los trabajadores de Iberia. A pesar de los cinco días de paros, los centenares de vuelos cancelados y las pérdidas millonarias que ha ocasionado la protesta, la dirección de la compañía no ha cedido ante la presión sindical que reclama, más allá de evitar los despidos traumáticos, un plan de viabilidad para el futuro de la compañía y sus trabajadores.

    "Hoy el seguimiento ha sido masivo, de nuevo el 100% de los empleados sin servicios mínimos ha secundado la huelga", explicaba Manuel Atienza, portavoz del sector aéreo del sindicato UGT. Coincide con Antonio Escobar, presidente del sindicato de tripulantes de cabina SITCPLA, quien ha asegurado que "esta movilización es un ejemplo para Europa, nadie se ha quedado en casa; defienden sus puestos de trabajo y el futuro de Iberia".

    Todos ven con buena cara la designación de un mediador en el conflicto, el catedrático de Derecho privado, social y económico de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Gregorio Tudela, nominado ayer por el Gobierno. "Esperamos su labor sea fructífera, pero será difícil", ha explicado Atienza. "No entiendo cómo pueden pensarse, desde un despacho, un plan financiero que dejará a miles de trabajadores en el paro. Los directivos viven en otro planeta". El secretario de organización de la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantemiento Aeronáutico (ASETMA), Miguel Ángel Ruiz, también ha valorado positivamente la llegada de Tudela a la negociación, pero se reserva sus dudas ante una labor coartada desde el principio por IAG, el grupo empresarial resultado de la fusión de Iberia y British Airways.

UGT:"La dirección de Iberia hace tiempo que dejó de representar los intereses de la compañía" 



    "Estamos muy contentos con el éxito de la protesta a nivel de movilización, pero el efecto ante la dirección ha sido nulo", critica Atienza, quien también denuncia que "la dirección de Iberia hace tiempo que dejó de representar los intereses de la compañía". "Está maniatada a las decisiones que toma Willie Walsh, consejero delegado de IAG en Londres. "Si nuestro ruido no le llega allí, haremos más a partir del 4 de marzo" insite el sindicalista de UGT.


    A pesar de las escasas previsiones de acuerdo, los trabajadores no pierden el ánimo. La concentración estaba convocada a partir del mediodía, aunque, horas antes, la T4 ya estaba abarrotada de empleados con pancartas contra British Airways que atacaban al consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, y cientos de banderas españolas para denunciar el "expolio" al que la empresa británica está sometiendo a la histórica aerolínea española.

    "Estoy muy animado a pesar de todo. Veo mucha unión entre los trabajadores que están luchando por el futuro de esta empresa", dice Sergio, quien ha sido mecánico de aeronaves durante 12 años y ahora observa impotente cómo están desmantelando lo que fue durante tanto tiempo su trabajo. "Si esto sigue así, si siguen quitando aviones sin reponerlos, si siguen quitando rutas rentables para que las operen otros, esto durará menos de dos años y eso no lo vamos a permitir". "Seguiremos luchando hasta el final. Sabemos que ahora no somos rentables, pero eso no es culpa nuestra, sino de los cuatro directivos que nos han dejado sin rutas a El Cairo, a Berlín, a Johannesburgo y a otro montón de destinos", lamenta.

    A pesar de la masiva asistencia, la jornada ha transcurrido sin incidentes, envuelta por un amplísimo despliegue policial que ha cortado el paso a las líneas de facturación. En la puerta de la terminal, una fila interminable de al menos 50 furgones policiales ocupaba todo un carril de la carretera. Se trata de un número mucho mayor que el del lunes, cuando se vieron sobrepasados por la marea amarilla que llegaba al aeropuerto.

    El mediador tendrá hasta el próximo 4 de marzo para acercar posturas entre los sindicatos y la dirección, si ello no ocurre, los paros volverán durante otros cinco días seguidos. La movilización no acaba con la huelga. Según Atienza, los trabajadores se han organizado al margen de la dirección sindical para acudir en bloque a la gran manifestación del sábado contra el "genocidio financiero". A las 16.30 horas comenzarán a congregarse en Colón, cerca de la Biblioteca Nacional, para marchar junto a las mareas que llenarán el centro de la capital.