Noticias‎ > ‎

Iberia se despide de Cuba

Si te ha gustado compártelo:

Link

Iberia se despide de Cuba


MICHEL SUÁREZ | Madrid | 21 Mar 2013
  • El 1 de abril termina un largo romance entre la aerolínea española y La Habana. Los cubanos radicados en Europa temen un alza en los precios. La industria lo niega.
    A las 00:25 del primero de abril, cuando el vuelo 6620 de Iberia despegue de La Habana, habrá concluido, quizás temporalmente, un romance aeronáutico de casi 64 años.

    El vuelo inaugural de Iberia a Cuba, el 21 de abril de 1949, se enmarca como un hito de la época. Sin embargo, La Habana, una de las primeras capitales latinoamericanas en recibir aeronaves desde España, lidera ahora el desmantelamiento de la compañía en países "poco rentables" de la región.

    La decisión empresarial preocupa, sobre todo, a quienes cruzan el océano cada año para reencontrarse con sus familias. En España, según datos oficiales, viven más de 120.000 cubanos. Otras decenas de miles, residentes en países europeos, también utilizan Madrid como punto de conexión con La Habana.

    La medida de Iberia podría suponer un encarecimiento de la ruta, aunque las empresas del sector lo niegan tajantemente. Actualmente solo dos aerolíneas prestan servicio regular entre España y Cuba —Air Europa y Cubana de Aviación—, pero la compañía estatal de la Isla lo hace muy limitadamente.

    "Al final, una siempre sale perdiendo", explica Marisol, una cienfueguera que vive en la ciudad de Alicante y viaja cada año a la Isla para reunirse con su familia. En su opinión, los boletos se encarecerán rápidamente por la falta de competencia.

Buscando pista

    Air Europa ya anunció que aumentará a diez sus frecuencias semanales a La Habana. La segunda aerolínea española considera que el negocio "va bien" y niega un alza en los precios, según dijo una portavoz a DIARIO DE CUBA.

    La compañía del Grupo Globalia mantiene un enlace diario entre los aeropuertos de Barajas y José Martí, que parte de la capital española a las 15:00 horas. A partir del 1 de abril, habrá también vuelos a las 16:35, los lunes, miércoles y sábados, con sus correspondientes rutas de regreso desde La Habana.

    Todos los vuelos son operados por Airbus 330-200, con capacidad para 299 pasajeros.

    La Confederación Española de Agencias de Viaje también niega una subida tarifaria inmediata. "No se pueden encarecer más los billetes. Ese mercado no aceptaría una subida", explica Rafael Gallego Nadal, su presidente.

    No obstante, para vuelos directos a partir del 1 de abril, las agencias online muestran precios escandalosos en Cubana y Air Europa —entre 3.500 y 7.000 euros—, con mejores previsiones para mayo, en torno a los 1.000 y 1.500 euros.

    En Cubana de Aviación, como suele ser habitual, no disponen de recursos para aprovechar la retirada de Iberia. La empresa estatal opera dos frecuencias semanales, pero no prevé modificar su oferta, ni siquiera en el verano.

    "No hay nada más. Los nuevos aviones que se han adquirido son de corto alcance, fundamentalmente para vuelos dentro de Cuba", responde el Departamento de Comunicación desde La Habana.

Aviones llenos, pero no rentables

    En Iberia, sin embargo, no se dan por vencidos. "No existe una previsión a corto plazo. Cuando la situación económica mejore, analizaremos de nuevo esa ruta. Pero primero necesitamos ser rentables", indica una fuente de la aerolínea.

    El criterio de "rentabilidad" argumentado no convence a muchos viajeros, que constatan cómo los aviones vuelan totalmente llenos a (y desde) la Isla.

    "Un avión lleno no significa que sea rentable. Desgraciadamente, no", aclara el portavoz de Iberia. La Habana es un destino "eminentemente turístico, con pocos viajes de negocios, que son los que dejan ganancias. Un hombre de negocios está dispuesto a pagar lo que se le pida por un asiento, el día que lo necesita. Un turista, no".

    Para Iberia, "los costes del combustible (el 33% del total) y de la mano de obra (25%) hacen insostenible la ruta".

    A Rafael Gallego Nadal, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje, le "sorprende" y "apena" la decisión de Iberia, pero ve en ella cierta lógica: "no es rentable, debido a los costes que tiene".

    "Evidentemente, hay espacio para otras aerolíneas en el mercado cubano. Sin dudas, otras ocuparán ese espacio", estima Gallego.

    De momento, la larga historia entre Iberia y La Habana entrará en suspenso el 1 de abril, cuando aterrice en Madrid-Barajas, a las 15:35, su último avión con olor a Cuba.