Noticias‎ > ‎

Iberia por David Trueba

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.

link


El mayúsculo despido de trabajadores de Iberia llega en un momento oportuno. La propuesta que conocemos viene a destejer el concepto que sirvió para bautizar la compañía allá por 1927, otro año que no necesita explicación. La idea de país ha ido siempre unida desde entonces a una compañía aérea icónica, identificada con el nombre que nos dieron los griegos, que fueron quienes les dieron nombre a casi todo. El primer vuelo fue entre Barcelona y Madrid y a pocos días para las elecciones más significativas en Cataluña el puente aéreo empieza a sonar a pájaro en peligro de extinción.

El proceso para llegar hasta aquí cumple a rajatabla con el mecanismo habitual. En primer lugar, expandir la idea de los privilegios, argumento por el cual la sociedad ha ido aceptando el castigo a los trabajadores que se habían alzado con condiciones especiales. Pero la ola de machacar a todos los sectores privilegiados no parece acabar nunca y ahora ya se considera privilegiado a cualquier funcionario, sanitarios y profesores, y en apenas meses serán tachados de privilegiados los que cobran un subsidio de desempleo o una pensión digna. El listón baja a una velocidad de vértigo, de las nubes al suelo en descenso libre. Finalmente, estar vivo será un privilegio suficiente para quitarte todos los demás.

Una de las personalidades políticas que más ha zaherido a sindicatos y gremios profesionales con el estigma de sus privilegios, abandonó la presidencia autonómica madrileña y al día siguiente ya era asesora de Turismo, cuando al turismo en España, después del sol, ¿aún no privatizado?, nadie ha contribuido más que la compañía Iberia. La fusión con British y la ryanización de las aerolíneas ha hecho el resto. Pero la llamarada mediática la ha regalado la ministra de Trabajo al pedir a las partes implicadas en el proceso de despidos que apliquen la nueva legislación laboral con sensibilidad. Ha sonado como pedir a alguien que utilice un subfusil Uzi con ternura. Las armas no entienden de sentimientos y la reforma laboral se diseñó para servir de máquina de triturar empleos en la carnicería de la crisis. Puede que a los tataranietos de Albéniz tengamos que explicarles por qué la hermosa suite Iberia se titulaba así.