Noticias‎ > ‎

Iberia asegura que 'no ha cerrado la puerta a un acuerdo' con los sindicatos

Si te ha gustado compártelo:

link

Iberia asegura que "no ha cerrado la puerta a un acuerdo" con los sindicatos

  • La situación es "muy delicada" y lamentablemente lleva a "tomar otro tipo de medidas"
10/02/2013 (EUROPA PRESS)

    IBERIA asegura que "no ha cerrado la puerta a un acuerdo", aunque recalca que la última propuesta sindical, presentada el pasado viernes por los seis sindicatos representantes del personal de tierra y tripulantes de cabina (TCP) queda "muy lejos" de cubrir las necesidades de ahorro y mejora de productividad que necesita "urgentemente" la compañía para salir adelante.

    Los sindicatos CC.OO., UCT, USO, Sitcpla, Asetma y CTA.Vuelo presentaron a la compañía el pasado viernes ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), una propuesta similar a del 11 de enero, en la que reclamaban que Iberia Express fuera un producto específico de Iberia, que Vueling no operara en largo radio en Madrid y una reducción de capacidad del 10% para 2013.

    Asimismo, reclamaban un plan de crecimiento del 5% anual acumulado para el periodo 2014-2017 --siempre que la rentabilidad en el periodo medida por el ratio margen de Ebit sobre ingresos crezca un 5% anual-- y un plan de renovación de flota de largo radio en 2013 y 2014 y la incorporación a Iberia de la nueva flota de corto y medio radio.

    Además, instaban a la compañía a redefinir su política comercial, a acordar un programa de vuelos asegurando los recursos disponibles, reconsiderar la suspensión de rutas a Latinoamérica y extender la garantía de empleo en vigor hasta diciembre de 2014, así como la prestación de servicio a Vueling y Air Nostrum hasta finales de 2017.

    En una carta interna dirigida a los trabajadores de Iberia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la compañía asegura que la convocatoria de 15 días de huelga y la amenaza de muchos más "agrava, y mucho, la delicada situación por la que atraviesa la compañía".

    La aerolínea asegura que el porcentaje del 40% de ahorro en costes que esgrimen los sindicatos en su última propuesta "no es correcto" y argumentan que no existe ninguna medida de mejora de productividad en esa propuesta, "imprescindible para que las cuentas cuadren".

INCERTIDUMBRE.

    Iberia recuerda que a lo largo de los últimos meses ha manejado distintas propuestas que aliviaban el plan inicial, que implicaba 4.500 despidos, la última de ellas presentada el pasado 31 de enero, último día de las negociaciones, que fue rechazada por los sindicatos.

    Según la compañía, la última propuesta rebajaba en un 30% la reducción de plantilla inicial, por la vía de las prejubilaciones y las reducciones salariales, aunque no son fáciles, también son inferiores a las del primer plan.

    "Nos encontramos ahora ante una situación de incertidumbre que no es buena ni para los empleados, ni para los clientes, ni para la marcha de la empresa. No podemos obviar que nos encontramos en un momento y en una situación muy delicada, que lamentablemente nos lleva a tomar otro tipo de medidas", asegura la aerolínea.

    No obstante, indica que "no ha cerrado la puerta a un acuerdo" y que se debe "seguir adelante en la búsqueda de soluciones que resuelvan los problemas de viabilidad de la compañía", reza la misiva.