Noticias‎ > ‎

IAG resta valor a la mediación en Iberia y se plantea cambios en la aerolínea


Si te ha gustado compártelo:

Link

IAG resta valor a la mediación en Iberia y se plantea cambios en la aerolínea

  • IAG no prevé llegar a acuerdo alguno por "imposibilidad" de renunciar a sus objetivos de adelgazar la compañía para lograr que recupere la rentabilidad a medio plazo frente a sus pérdidas actuales. El relevo de algún dirigente de Iberia está en la agenda.
05/03/2013 - J.A.B.

    El 'holding' International Airlines Group (IAG), en el que son socios Iberia y British Airways (BA), resta valor al resultado que pueda deparar el proceso de mediación abierto entre la dirección de la aerolínea española y los sindicatos, al considerar que será perjudicial para sus intereses y reducirá el alcance del severo plan de ajuste ya en marcha en aquella -3.807 despidos (el 19,6% de la plantilla) a través de un expediente de regulación de empleo (ERE)-, según fuentes empresariales. Por este motivo, salvo cambio de última hora, no prevé llegar a acuerdo alguno por "imposibilidad" de renunciar a sus objetivos de adelgazar la compañía para lograr que recupere la rentabilidad a medio plazo frente a sus pérdidas actuales -351 millones de euros al cierre de 2012, tres veces y media que sus números rojos en 2011-.

    Ese es precisamente uno de los principales puntos de fricción entre empresa y trabajadores. Para el equipo directivo encabezado por el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, la viabilidad es sinónimo de ajuste en empleo, retribuciones (hasta un 40% menos incluyendo distintos conceptos) y capacidad operativa (un 15% menos). Sin embargo, a cambio de esos «sacrificios», los sindicatos reclaman a la compañía que asuma «compromisos de futuro y de desarrollo» que, básicamente, consistirían en un plan de crecimiento a partir de 2015 -año en el que, en principio, han de concluir los principales ajustes que se inician ahora-, en línea con las previsiones de aumento del negocio que maneje la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), o en su defecto una cláusula de garantía de empleo (para evitar nuevos despidos) similar a la que se consiguió en anteriores procesos laborales.

    El catedrático de Derecho Privado Gregorio Tudela, quien ya ha efectuado una primera ronda de conversaciones con todas las partes implicadas en el proceso, confía en presentar a finales de semana una primera propuesta que, según la impresión de algunos representantes sindicales, incluiría una apuesta prioritaria por aplicar el ERE ya en vigor en la aerolínea desde hace años -que, además de no tener en cuenta la actual reforma laboral, incluye condiciones de salida ventajosas-, así como un plan de prejubilaciones. Esta posible recomendación del mediador, sin embargo, chocaría de lleno con las pretensiones de la cúpula de Iberia, que la semana pasada anunció a la plantilla que a partir del próximo día 15 se descolgará de los convenios colectivos vigentes en lo relativo a salarios, productividad y flexibilidad.

Consejo decisivo

    Un día antes concluye el plazo -salvo acuerdo entre las partes a fin de prorrogarlo- para la tramitación del último ERE presentado por Iberia, y también en torno a esa fecha está previsto que el consejo de IAG celebre una reunión extraordinaria para pronunciarse sobre la propuesta del mediador, que de ser rechazada es probable que suponga la extensión de la huelga actual -a la que todavía resta esta semana y la tercera de marzo- a la Semana Santa y fecha posteriores, planteamiento que ya han anunciado los sindicatos. Las fuentes consultadas apuntan que, además, la cúpula del 'holding' podría valorar en ese encuentro el relevo de alguno de los dirigentes actuales de Iberia, aprovechando además que en mayo debe sustituir a varios de los representantes de la aerolínea española en el órgano de dirección del grupo.

    Mientras, el sexto día de huelga en Iberia -el primero de esta segunda semana de paros de 24 horas- transcurrió este lunes con normalidad. Fueron cancelados 250 vuelos entre la aerolínea y sus filiales (Iberia Express, Air Nostrum y Vueling), y este martes habrá otras 315 anulaciones; en total, las operaciones que no se podrán llevar a cabo hasta el viernes son un total de 1.281 -con 40.000 pasajeros afectados, de los cuales la mayoría han podido ser recolocados en otros vuelos salvo 2.000, a los que se ha ofrecido cambiar la fecha de su viaje o restituirles el precio del billete-, cumpliéndose los servicios mínimos fijados por Fomento. Los trabajadores de la compañía, por su parte, realizaron varias concentraciones de protesta, la más numerosa en la terminal T4 del aeropuerto madrileño de Barajas, su base de operaciones.