Noticias‎ > ‎

El nuevo laudo de Iberia impone rebajas del 40% del salario para los nuevos pilotos


No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
link

El nuevo laudo de Iberia impone rebajas del 40% del salario para los nuevos pilotos


  • El árbitro establece que un recién contratado empiece ganando 34.000 euros al año
  • La aerolínea y el Sepla analizan el documento para decidir si lo impugnan
CRISTINA GALINDO 26/12/2012

    Ser piloto de Iberia va a ser mucho menos ventajoso a partir de ahora, según el laudo dictado por Jaime Montalvo, el árbitro nombrado en abril por el Gobierno para mediar en el conflicto entre la aerolínea y sus pilotos a raíz de la creación de la compañía de bajo coste Iberia Express. El catedrático de Derecho del Trabajo fija para Iberia condiciones laborales más propias de una low cost, incluida la reducción del 40% de los salarios de los pilotos de nueva contratación.

    Expertos de Iberia y del sindicato de pilotos Sepla analizaban este miércoles el contenido del laudo, que tendrá vigencia hasta final de 2014 y puede ser impugnado por las partes. El punto más controvertido es el que regula los salarios de los pilotos: habrá un escalafón único para Iberia e Iberia Express. El laudo, adelantado por el diario Cinco Días, establece que el sueldo inicial de un comandante sea de 34.400 euros al año, frente a los 88.906 euros actuales. Tras 13 años de experiencia, esta primera cifra ascenderá a 91.803 euros, frente a los 146.128 euros que cobra ahora un piloto de igual antigüedad.

    El laudo no prevé reducciones para los 1.441 pilotos que ya trabajan en Iberia, como pretende la compañía en el plan de ajuste presentado el 9 de noviembre, que contempla bajadas de sueldos medias de entre el 25% y el 35% para toda la plantilla y la supresión de 4.500 empleos, de ellos 537 pilotos. “Este laudo, aunque no puede ignorar las circunstancias económicas y organizativas del marco de referencia, no constituye, en absoluto, la vía de abordaje y eventual solución de un plan de reconversión”, alerta Montalvo.

    Se trata del segundo laudo dictado desde que se desató el conflicto a raíz de la puesta en marcha de la low cost de Iberia, en marzo pasado, y que fue el detonante de varias jornadas de huelga durante la primavera de 2012. El anterior, publicado en mayo, fue anulado el mes pasado por la Audiencia Nacional, porque ningún representante de Iberia Express fue convocado para dar su opinión y esto suponía un defecto de forma.

    El nuevo laudo intenta facilitar el trasvase entre ambas Iberia e Iberia Express: un copiloto de Iberia que aspire a convertirse en piloto de la low cost podrá hacerlo si hay vacantes y con un incremento salarial de 20.000 euros. Montalvo entiende que si Iberia cubre estas bajas en la matriz con contrataciones más baratas “se puede producir un ahorro muy relevante”. El problema es el coste para Iberia Express, dado que los copilotos de Iberia suelen cobrar más que los pilotos de la low cost.

Límites para Iberia Express

    Otro punto importante limita la capacidad de crecimiento de la filial de bajo coste, cuyo nivel de actividad no podrá superar nunca el 25% del de su matriz. Tampoco podrá realizar vuelos de largo radio (más de seis horas). El laudo fija medidas para elevar la productividad, como reducir a 35 minutos los tiempos de escala de vueltos de corto y medio radio.

    Fuentes de Iberia indicaron que sus abogados están analizando el laudo antes de emitir una valoración. También está estudiando el documento el Sepla, que lo considera más “duro” que el anterior.

    El laudo reitera la legalidad de la filial de bajo coste. “Se reconoce la facultad de los responsables correspondientes de Iberia (…) de constituir las empresas que estime convenientes para el mejor desarrollo de su actividad y, en concreto, Iberia Express como entidad empresarial con plena autonomía de gestión”, explica Montalvo en el laudo de 49 páginas.

    De forma paralela, representantes de Iberia y el Sepla se reunieron este miércoles para hablar del plan de ajuste. En el encuentro no se produjeron avances, según fuentes cercanas a las negociaciones, y posiblemente haya un nuevo encuentro la semana que viene.

    El resto de sindicatos con representación en Iberia (servicios de tierra y tripulantes de vuelo) tienen previsto reunirse este jueves con la compañía para negociar también el ajuste.