Noticias‎ > ‎

El hundimiento del tráfico aéreo en Barajas lleva al Gobierno a intervenir en IAG

Si te ha gustado compártelo:

link

El hundimiento del tráfico aéreo en Barajas lleva al Gobierno a intervenir en IAG

  • El Gobierno pide a Fomento que adopte una posición activa en los consejos de Iberia y de su holding que se celebran estos días.
  • El aeropuerto madrileño perdió el 13% de los pasajeros en 2012, mientras que Heathrow batió su record y creció el 1%.
Antonio Ruiz del Árbol. 23/01/2013

    Las cifras desastrosas del tráfico aéreo en el aeropuerto de Madrid-Barajas en diciembre, con un descenso del 17,5% en el número de pasajeros, han desatado las alarmas tanto en el Gobierno regional de Madrid como en el Ministerio de Fomento. Ambos ejecutivos han mantenido conversaciones discretas con los consejeros españoles en Iberia y en IAG al objeto de que hagan valer los intereses estratégicos de España y su principal industria, el turismo, en las reuniones de los consejos de administración de ambas empresas que se celebran en Madrid el miércoles y el jueves.

    El desplome en vuelos y pasaje del último mes de 2012 no hace sino certificar la profunda decadencia de la actividad en el que está sumido el mayor aeródromo español con 45 millones de pasajeros durante todo el ejercicio, siete millones menos que en 2007, cuando alcanzó su récord.

    La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente del Gobierno de Madrid, Ignacio González, han mantenido una postura muy dubitativa ante los acontecimientos que han desembocado en el peor año en la historia del aeropuerto de Madrid-Barajas, con una caída del 13,1% en el número de vuelos, del 9% en el número de pasajeros y del 8,8% en el volumen de carga transportada en relación al año anterior.

    En diferentes intervenciones públicas y privadas, Pastor y González han expresado su convencimiento de que el hundimiento del tráfico en Barajas está directamente relacionadocon la grave situación que vive Iberia. La compañía monopolizaba el 60% de los vuelos en el aeródromo madrileño, hasta que en 2011 se consumó su fusión con British Airways, dentro del holding IAG. Desde ese momento los vuelos de Iberia no han hecho sino descender y ello ha afectado negativamente a Barajas, cuya actividad se considera que aporta el 12% del Producto Interior Bruto de la Comunidad de Madrid.

    Ante la gravedad de la situación, la ministra de Fomento ha intentado movilizar a los consejeros de IAG nombrados en representación de la parte española del holding: César Alierta, Manuel Lagares, José Pedro Pérez-Llorca, José Manuel Norniella, Jorge Pont y John Snow.

    El objetivo de Pastor es evitar que se aplique el ajuste de máximos en Iberia que presentó en noviembre el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, con 4.500 despidos, una rebaja de salarios de hasta el 35% y un recorte del 15% en los vuelos que afecta de manera muy importante a las rutas entre España y Latinoamérica. La severa reestructuración fue apoyada por unanimidad en los consejos de noviembre. Ahora el Gobierno español quiere hacer valer el 12% de la participación accionarial que tiene a través de Bankia en IAG para suavizar el ajuste.

    Fomento teme que tras dos intentos de conciliación que ha promovido entre los sindicatos de Iberia y la dirección de la aerolínea, finalmente el día 31 de enero se aplique un plan traumático de manera unilateral por parte de IAG.

    Fuentes cercanas al holding restaron importancia a las reuniones de los consejos de administración de estos días y dieron a entender que podría acordarse una prórroga más allá del final del mes de enero "para conseguir avances en la vía de la negociación".

Cifra récord en Heathrow

    Aunque los sindicatos con representación en Iberia creen que el Gobierno español "es consciente de las graves repercusiones que el ajuste duro en Iberia tendrá para el tráfico de Barajas", no creen que Fomento sea capaz de "incidir de manera determinante en el conflicto".

    Las centrales llaman la atención ante el hecho de que mientras 2012 ha sido el peor año para el tráfico del aeropuerto madrileño, en el caso de Heathrow, principal base de British Airways, el pasado ejercicio marcó el récord de su historia con 69,9 millones de viajeros, un 1% más que el año precedente. Solo en el mes de diciembre, pasaron por el aeropuerto londinense 5,6 millones de viajeros, dato también récord para el mes, con un incremento del 2% respecto a diciembre de 2011.

    Las mismas fuentes recuerdan que en los acuerdos de fusión entre Iberia y British Airways se estipulaba que tanto el aeropuerto de Madrid como el de Londres tenían que ser potenciados de forma equitativa por IAG. Pero las cosas no han sucedido como se pactaron. En 2007 Iberia realizó 174.064 despegues y aterrizajes en Madrid-Barajas. A octubre del año 2012, la cifra se había reducido a 89.234, y de cara al inmediato futuro, aún habrá que comprobar cuál es la repercusión que tendrá el ajuste adicional de actividad del 15% que se propone en el nuevo recorte.