Si te ha gustado compártelo:

Link

El AVE dispara sus ventas en plena crisis de Iberia
01/04/2013

    Renfe aumenta un 23% la comercialización de billetes de alta velocidad coincidiendo con las huelgas en la aerolínea

    La debilidad del tráfico en los principales aeropuertos y los efectos adversos de la conflictividad sufrida por la crisis de Iberia han dado alas a Renfe, que en el mes previo a Semana Santa aumentó sus ventas un 17% respecto al mismo periodo del año pasado.

    El AVE es el mayor rival que tienen las aerolíneas en el transporte de pasajeros para cortas y medias distancias. Y la actual agresividad comercial en precios de Renfe coincide con un mal momento para el sector aéreo. Ryanair, la aerolínea que más pasajeros transporta en España, ya ha empezado a aplicar una reducción del 15% en su oferta. Iberia, por su parte, canceló alrededor de 2.600 vuelos por dos semanas de huelgas entre los pasados 18 y 22 de febrero y 4 y 8 de marzo. Ya hace dos semanas, coincidiendo con la desactivación de las amenazas de huelga, la aerolínea trató de recuperar el pulso comercial con el lanzamiento al mercado de un millón de billetes a precios de bajo coste.

    Renfe ha vivido la situación opuesta. Entre los pasados 7 de febrero y 8 de marzo, los de mayor conflictividad en Iberia, la comercialización de servicios para pasajeros en alta velocidad y larga distancia se situó por encima de los dos millones de billetes, superando en más de 310.000 las reservas registradas en 2012.

    Los mejores datos en este sentido los ha tenido el AVE. La ministra Ana Pastor declaró en enero los precios del AVE «demasiado caros», subrayando la aparente contradicción entre el coste de inversión pública en la alta velocidad y el hecho de que muchos ciudadanos no pudieran permitírselo. Anunció entonces una bajada de precios del 11% a la que un mes después añadió una nueva política tarifaria con bonos y promociones de hasta el 70%. El resultado es que, un mes después, las ventas del AVE se han disparado un 23%, hasta 1,3 millones de billetes, la mayoría de ellos comprados a través de Internet.

    A pesar de estar en pleno ERE para la salida de 3.141 trabajadores, a la aerolínea perteneciente a IAG y presidida por Antonio Vázquez, el despegue de Renfe no le ha pasado desapercibido, criticando de manera oficiosa que el sector público compita así con las empresas privadas.

    Si el Ministerio de Fomento cumple con su calendario, el ferrocarril se liberalizará el próximo mes de julio y la gestión de los aeropuertos contará con socios privados también para el verano. Esta agenda obliga a los operadores de ambos servicios e infraestructuras a poner en orden sus actividades: Renfe, presidida por Julio Gómez Pomar, para hacer frente a una hipotética competencia. Aena, por José Manuel Vargas, para atraer inversores.

    En ambos casos el objetivo es transformar las pérdidas en beneficios para reducir una deuda conjunta que ronda los 20.000 millones de euros, la mitad del agujero que pesa sobre Fomento. Pero Pastor ha aplicado recetas opuestas: si en el caso de Renfe ha bajado los precios, en el de Aena ha subido las tasas. Las aerolíneas y también otros sectores vinculados al turismo han criticado esta medida. La red de aeropuertos vio caer casi un 10% la demanda en los dos primeros meses del año. Madrid, donde Iberia acapara casi la mitad del tráfico de pasajeros, vio bajar la demanda un 15%.