Noticias‎ > ‎

British aumenta capacidad en la ruta a El Cairo que Iberia suprime


No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
link

  • Air Europa cubre la marcha de Iberia con tres nuevas frecuencias a La Habana
21/12/2012 || Por N. B.

    British Airways va a aumentar el número de asientos ofertados la ruta entre el aeropuerto de Londres Heathrow y la capital de Egipto durante los meses de febrero y marzo de 2013. Mientras Iberia ha anunciado que eliminará de su programación la conexión de Madrid con El Cairo desde mediados de enero, su socia británica en el consorcio IAG ha decidido apostar por ella sustituyendo el Airbus A321 que la operaba por un Boeing 767, con mayor capacidad.

    Esta es una de las novedades en el programa de vuelos de largo radio para la temporada 2013 de British. En su catálogo de operaciones para el año próximo llama también la atención otra ‘coincidencia’ con una ruta eliminada hace tiempo por Iberia, la de Johannesburgo, tal y como ha podido comprobar preferente.com de diversas fuentes.

    En este caso, la compañía con sede en Londres ha aprobado incrementar sus servicios de 14 a 17 semanales durante el verano, desde el 29 de abril. Así mismo, BA aumentará la capacidad en esta conexión cubriéndola con un Boeing 777-200ER.

    Algo parecido sucede con los vuelos a la ciudad estadounidense de Los Ángeles, a la que Iberia dejará de volar durante los meses de enero y febrero de 2013 por ‘baja demanda’. Mientras, British Airways ha decidido destinar en 2013 un Boeing 747-400 a los tres servicios diarios con el aeropuerto de L.A. (California, EEUU), en lugar del 777-300ER actual, con lo cual ganará capacidad también en este itinerario.

    Con todo, la programación de la aerolínea británica se mueve en sentido opuesto a la de Iberia, a pesar de compartir destinos en el seno de IAG. La compañía española ha dejado paulatinamente de operar vuelos que se consideran estratégicos para España, como Johannesburgo, La Habana,Santo Domingo, San Juan de Puerto Rico, El Cairo o Estambul, al tiempo que British ha mantenido o aumentado su presencia en estos destinos.

    El turismo de España, tanto emisor como receptor, y las condiciones de las ciudades españolas como lugar para el establecimiento de grandes compañías y profesionales internacionales van a padecer las consecuencias de las decisiones estratégicas de Iberia, sumida en un proceso de reestructuración (de plantilla y capacidad) con el que sus directivos quieren convertir el rojo de sus cuentas en negro brillante a medio plazo, bajo la amenaza de desaparición si no se logra el propósito.