Noticias‎ > ‎

British Airways y la línea 'maldita'

Si te ha gustado compártelo:

Link

British Airways y la línea 'maldita'

  • La compañía tratará de hacer funcionar la conexión Granada-Londres, que en los últimos años han operado otras tres empresas, sin éxito
JUAN RAMÓN OLMOS. 26/03/2013

    El pasado lunes, la Diputación de Granada anunciaba la apertura de una nueva conexión aérea entre la provincia y Londres. La noticia generó un aluvión de recomendaciones en Facebook y Twitter de personas que celebraban este anuncio. También provocó una explosión de optimismo entre las numerosas casas rurales regentadas por británicos en la provincia, que aprovecharon la coyuntura para promocionar sus negocios entre sus compatriotas, ahora que podrían estar un poco más 'cerca' y no tendrían que recurrir al aeropuerto de Málaga para poder acceder a la Alhambra o Sierra Nevada.

    Precisamente esos dos reclamos turísticos eran los puntos principales en los que se centraba los medios británicos a la hora de hacerse eco de la noticia. Quizá el que analizó más en profundidad el asunto fue el 'Budget Airline Watch', una web que proporciona información al consumidor sobre, principalmente, compañías de vuelos baratos. Así, en este artículo, destacan que, aunque British Airways no sea una empresa tradicionalmente encuadrada en el segmento de las 'baratas', incluye en sus precios -que parte de unos 100 euros el billete entre Granada y Londres- libertad para el equipaje de cabina, selección de asientos gratis antes del vuelo o comida y bebida durante el viaje.

    Además, en el 'Budget Airline Watch' entrevistaron a Luke Hayhoe, jefe de operaciones comerciales de British Airways en el aeropuerto de London City. Hayhoe aseguró que "hemos elegido a Granada porque esa región tiene una riqueza cultural e interés histórico a los que la gente no puede volar directamente desde el Reino Unido". Además, destacó que la nueva línea "complementa a la que ya tenemos con Málaga, tan popular que vamos a aumentar nuestra frecuencia de conexiones semanales con ella de cuatro a seis".

    Eso sí, Hayhoe se negó a desvelar el acuerdo económico detrás del convenio firmado, pero adelantó que "hemos trabajado de cerca con agentes turísticos, aeropuertos y otras partes interesadas para asegurar que la nueva ruta sea un éxito". Desde Diputación, sí quisieron matizar que "la puesta en marcha de estos vuelos no conlleva ningún tipo de pago ni subvención a British Airways por parte de las administraciones que han participado en la negociación. El único compromiso adquirido es el incremento de las acciones promocionales del destino Granada en el Reino Unido, que se traducirá en la asistencia a más ferias, la organización de jornadas y la contratación de campañas de publicidad en medios de comunicación ingleses".

    En cualquier caso, el 'Budget Airline Watch' concluía esperando que "British Airways triunfe donde Monarch, Ryanair e Hispania fracasaron". En efecto, esas son las tres compañías que, hasta la fecha, se han encargado de los vuelos entre Granada y Londres y que han acabado renunciando.

    Respecto a Monarch, conectó ambas ciudades del 19 de mayo del 2005 al 4 de noviembre de 2007. Más de dos años en los que compitió ofreciendo la misma línea que Ryanair, y que acabaron bruscamente. La compañía adujo que la conexión "no era rentable" y canceló los vuelos previstos. Aunque el entonces presidente de la Diputación de Granada entonces, Antonio Martínez Caler, viajó para reunirse con sus dirigentes y convencerles de dar marcha atrás, pero no lo consiguió. Durante los años en que Monarch voló a Granada, no consta que recibieran ninguna subvención pública por ello.

    Todo lo contrario que Ryanair, que, a finales de 2004, presentaba el convenio firmado con Ayuntamiento y Diputación para traer los 'vuelos baratos' a Granada. El primer vuelo procedente de Londres Stansted aterrizó en Granada el 7 de febrero de 2005 tras un acuerdo por el que la compañía prometía traer 700.000 turistas en tres años desde diversas ciudades europeas mientras Ayuntamiento y Diputación invertirían casi tres millones de euros en campañas de promoción de Granada que desarrollaría Ryanair. Tres años después, de la renovación de este convenio se salía el consistorio. El acuerdo, con la entrada de otras instituciones, se firmaba aun así aportando 220.000 euros adicionales, con la idea de que estuviera vigente hasta 2010. Pero los pagos se fueron retrasando y, el 3 de marzo de 2010, Ryanair anunciaba el fin de algunos de los vuelos a Granada, entre ellos, el de Londres. Era el principio del fin de la relación, que se consumaría poco tiempo después.

    La última conexión Granada-Londres fue 'meteórica'. Hispania Airways se presentaba un 24 de septiembre del pasado 2012 con la idea de conectar la provincia con la capital británica y otras ciudades europeas. Tanto Ayuntamiento como Diputación aseguraron que colaborarían con la nueva compañía mediante actos promocionales, pero sin contraprestaciones económicas. El 6 de diciembre volaban por primera vez a Roma. Dos semanas después, Hispania Airways cancelaba toda su actividad. No llegó a volar nunca a Londres. La compañía sigue sin indemnizar a sus clientes, que se quedaron sin su viaje esperado en las fechas navideñas.

    Y, tras estos tres finales con mal sabor de boca, le toca a British Airways convertir en rentable la conexión Granada-Londres. Será su oportunidad de acabar con la fama de 'maldita' que persigue a esta línea.